El reparto autónomo de última milla valdrá 84 mil millones de dólares

La revolución en la logística de entrega está en marcha, y el reparto autónomo de última milla está en el centro de esta transformación. Valorado en 11.90 mil millones de dólares en 2021, el mercado global de entrega autónoma de última milla está proyectado a escalar a una impresionante cifra de 84.90 mil millones de dólares para 2030, según un informe reciente de Straits Research. Este crecimiento, estimado en un CAGR del 24.4% entre 2022 y 2030, subraya el potencial disruptivo y las expectativas puestas en esta tecnología.

Los robots de última milla, elementos centrales de esta innovación, son vehículos móviles diseñados para efectuar entregas autónomas de pequeños paquetes, correo o comestibles directamente a la puerta del cliente, sin intervención humana. Estos dispositivos varían en tamaño, forma y métodos de propulsión, adaptándose a las necesidades específicas de cada entrega. Su adopción está siendo impulsada por el crecimiento exponencial del comercio electrónico y la demanda de métodos de entrega más eficientes y rápidos, presionando a las empresas a buscar alternativas innovadoras como los drones y camiones de entrega terrestre autónomos.

La industria está viendo un impulso significativo gracias a la innovación constante de actores clave en el mercado. Un ejemplo notable es Scout de Amazon, un robot de reparto que navega por las aceras para entregar productos directamente a los clientes. Este y otros avances tecnológicos están respondiendo a la creciente demanda de los consumidores por servicios de entrega más rápidos y fiables. No obstante, el desarrollo del mercado se enfrenta a desafíos, como la necesidad de infraestructura adecuada para soportar las operaciones de entrega autónoma y las regulaciones gubernamentales, que podrían retrasar su expansión.

A pesar de estos retos, los servicios de reparto autónomo de última milla se perfilan como una solución rentable a largo plazo, eliminando la necesidad de intervención humana y reduciendo costos. La integración de inteligencia artificial en los robots de reparto es solo una de las innovaciones que están fomentando el crecimiento del mercado. Europa, por ejemplo, está emergiendo como un mercado líder en esta industria, con una proyección de alcanzar los 27,286 millones de dólares para 2030, creciendo a una CAGR del 25.1%. Las empresas europeas están avanzando en el desarrollo de vehículos autónomos para entregas de última milla, incluyendo drones y robots de entrega terrestres, en respuesta no solo a las demandas del mercado sino también como medida preventiva durante la pandemia para minimizar el contacto humano.

Este dinamismo en el mercado europeo es reflejo de una tendencia global hacia la adopción de tecnologías autónomas en la logística de entrega. Los gigantes del comercio electrónico como Amazon están explorando activamente el uso de drones para realizar entregas en menos de 30 minutos y han patentado sistemas como “colmenas” para agilizar el despacho de drones. Estas iniciativas, junto con la expansión operativa en Estados Unidos y otras regiones, están catalizando la demanda de soluciones de reparto autónomo de última milla.

En conclusión, el mercado de reparto autónomo de última milla está en una trayectoria ascendente, marcada por innovaciones disruptivas y una creciente aceptación por parte de los consumidores y empresas. A medida que la tecnología y la infraestructura necesarias para soportar estas operaciones continúen desarrollándose, el reparto autónomo de última milla se establecerá como un pilar fundamental en la evolución del comercio electrónico y la logística de entrega, redefiniendo la eficiencia y la conveniencia en el servicio al cliente.

Compartir